jueves, 24 de septiembre de 2009

QUE HACER ANTE UN PARO CARDIORESPIRATORIO

FUENTE:
Jueves, 24 de septiembre, 2009 - AÑO 10 - Nro.3398

-Un paro cardíaco es un cese brusco e inesperado de la función circulatoria, que lleva a un fallo de la respiración. Se lo reconoce porque la víctima pierde el conocimiento, no respira normalmente, no tose y no se mueve.

-Ante esta situación es necesario practicar la resucitación cardíaca, un conjunto de medidas estandarizadas que pretenden sustituir, temporalmente, la respiración y circulación espontánea. Requiere realizar masajes cardíacos y respiración boca a boca, recomendada en casos de paros con origen respiratorio (ahogos, asma). La utilización precoz de un desfibrilador, a través de choques eléctricos, resulta fundamental.

-Los masajes cardíacos deben realizarse sin detenerse, en el centro del pecho, con los brazos verticales y los codos extendidos. Es necesario realizar entre 70 y 100 por minuto de forma profunda, comprimiendo el pecho entre 4 y 5 centímetros.

-Inmediatamente que se comprueba el paro, y antes de iniciar la resucitación, es imprescindible llamar a una emergencia médica.

FUENTE: La República

MÁS INFORMACIÓN:

Un paro cardiorrespiratorio (PCR) es la detención de la circulación de la sangre en un individuo. A veces, se habla simplemente de paro circulatorio o de paro cardiaco.

El paro cardiocirculatorio no implica necesariamente la muerte de la víctima: en caso de comprobación de un paro cardiocirculatorio, es necesario inmediatamente avisar a los servicios de socorro y empezar la reanimación cardiopulmonar esperando ayuda.

Signos de un paro cardiocirculatorio


Se manifiesta por un estado de muerte aparente:

  • la persona está totalmente inconsciente, no se mueve espontáneamente, no reacciona ni a la palabra ni al tacto, ni a la estimulación dolorosa, ni a la luz;
  • no se percibe su respiración ni siquiera después de la liberación de las vías aéreas: no se siente su respiración en la mejilla, no se ve el pecho o el vientre levantarse ni bajarse;
  • la persona no reacciona a las insuflaciones (boca a boca): no tose, no recupera la ventilación;
  • no se percibe el pulso carotídeo, nótese que este signo puede ser engañoso, ya que a causa de su tensión nerviosa (estrés), la persona salvadora puede sentir su propio pulso en el extremo de los dedos;
  • la víctima palidece: adquiere un color azulado secundario debido a la falta de oxigenación de los tejidos; este signo es difícil de percibir por un neófito, pero es evidente una vez que se

    ha visto;
  • Encontramos midriasis pupilar (dilatación de las pupilas).

Cuando se es testigo directo de la sobrevenida del paro, el cuadro clínico puede ser más engañoso:

  • el paciente pierde el conocimiento y puede convulsionar (movimientos involuntarios bruscos) en primer lugar, impidiendo toda evaluación del pulso o de la respiración; en la práctica esto no dura más que una decena de segundos;
  • el paciente puede tener una respiración ruidosa (respiración agónica llamada “estertor”) durante algunas decenas de segundos.

No se tiene que confundir esta respiración agónica o estas convulsiones con:

  • un síncope sin paro cardiocirculatorio (pulso y respiración presente);
  • una crisis convulsiva epiléptica, más prolongada, con pulso y respiración presente;
  • un estado de shock: la presión arterial que desciende mucho impide toda percepción de pulso.

En el marco de los primeros auxilios, los signos suficientes para detectar la parada circulatoria son:

  • inconsciencia
  • ventilación detenida
  • ausencia de pulso
  • ausencia de reacción a las insuflaciones

Conducta que se debe seguir


Primeros auxilios [editar]

Cada segundo cuenta. Solicite ayuda inmediatamente o envíe a alguien a buscar ayuda. Empiece la reanimación cardiopulmonar (RCP). La RCP sólo le permite ganar tiempo mientras la ayuda llega pero no restablece la actividad del corazón. Si dispone de un desfibrilador externo automático, utilícelo inmediatamente. Hay que recordar que la causa más frecuente es la fibrilación auricular, con lo que la utilización de la desfibrilación lo más precoz posible es el tratamiento más eficaz.

Con las maniobras de RCP (resucitación cardiopulmonar) básicas, ganaremos tiempo hasta la llegada de ayuda médica. La secuencia de masaje y respiración artificial es, para adultos y niños fuera del hospital, 30 compresiones por 2 ventilaciones (ya sea realizada por uno o dos reanimadores). Las compresiones se deben hacer en el centro del pecho. Estas son recomendaciones actuales para una RCP básica, publicadas por el ERC en diciembre de 2005.[1]

Cuidado de campo [editar]

El personal entrenado aplica protocolos de apoyo de vida cardiaca avanzados en cuanto ll

egan, a menos que haya una orden válida de “no resucitar” (do not resucitate, DNR, en inglés) o similar previa. Si es así, es éticamente correcto permitir que sobrevenga la muerte natural de acuerdo con los deseos del paciente.

Tratamiento hospitalario [editar]

En muchos hospitales, el paro cardiaco da lugar a que uno de los cuidadores anuncie un "código azul" (o el equivalente local) para la respuesta inmediata de un equipo entrenado de enfermeros y doctores. El equipo continúa dando apoyo de vida cardiaca avanzado hasta que el paciente se recupera o hasta que un médico declara la muerte del paciente.

Cuestiones éticas [editar]

La reanimación cardiopulmonar y el apoyo de vida cardiaco avanzado no son siempre del interés de una persona. Esto es especialmente cierto en el caso de enfermedades terminales cuando la reanimación no alteraría el resultado de la enfermedad. La RCP correctamente realizada a menudo causa fracturas de costilla, especialmente en pacientes ancianos o que padecen osteoporosis. La defibrilación, especialmente repetida varias veces como se requiere por los protocolos de apoyo de vida cardiaca avanzado, puede causar quemaduras eléctricas. El masaje cardiaco interno, otro procedimiento de apoyo de vida cardiaca avanzado, realizado por médicos

de medicina de emergencia requiere abrir la caja torácica, lo cual es doloroso durante las semanas de recuperación.

No es sorprendente que algunas personas con una enfermedad terminal decidan evitar tales medidas "heroicas" y recibir únicamente un tratamiento paliativo.

La gente que desea recibir tratamiento en caso de un paro cardiaco debería discutir estos deseos con su doctor y con su familia.

Es también importante que estas vistas se apunten en algún sitio en el historial médico. En caso

de paro cardiaco, los profesionales de salud necesitan actuar rápidamente basándose en la información disponible. Como el paro cardiaco a menudo sucede fuera de horas regulares, el equipo de resucitación raramente incluye a alguien que conozca al paciente.

Un paciente le puede pedir a su doctor que registre una orden de No Resucitar (DNR, por sus siglas en inglés) en el historial médico. Alternativamente, en muchas jurisdicciones, una person

a puede indicar formalmente sus deseos en una "directiva avanzada" o "directiva avanzada de salud"(esto es, es un documento legal en donde se indica cómo quiere ser tratado si enferma gravemente y no hay esperanza alguna de recuperación).

FUENTE: Wikipedia la enciclopedia libre

1 comentario:

  1. Muy buen aporte. Las enfermedades relacionadas al corazón son las que más muertes generan en todo el mundo. Por este motivo, tener conocimientos de cómo prevenirlas o saber qué hacer en caso de presentarse una situación de este tipo es de vital importancia.

    ResponderEliminar

Bienvenido a “RED SOLIDARIA” de Uruguay.
Si vas a dejar una consulta o comentario, procura tener habilitado tu perfil en BLOGGER.
Gracias por comentar!!!
E mail del administrador: miltonballesteros7@gmail.com

TE AYUDAMOS 2.0

TE AYUDAMOS 2.0
Sitio recomendado